Asanas invertidas en Yoga

Las asanas invertidas de Yoga se caracterizan por el gran riego cerebral que producen. Todas las glándulas, localizadas en la parte superior del cuerpo, se ven estimuladas, lo que repercute en una mejora general.

El objetivo principal de estas posturas en inyectar energía a nivel mental, cuya práctica concentra, transforma y fortalece la mente. Recordemos que todos los desequilibrios síquicos se producen por una deficiencia de energía en el plano mental.

Las posturas invertidas pueden practicarse aisladamente o bien en una sesión estructurada, sea al comienzo, tras la relajación y respiraciones iniciales, o bien al final, dejando después de los asanas realizados, un intervalo de relajación que permita eliminar los residuos vertidos a la sangre y asentar las energías estimuladas.

 

20140816_105011